lunes, 22 de octubre de 2012

Editorial

Nos tomó una década pacificar el país y se comenta que los perturbadores del territorio están reclutando menores. Sea cual fuere el motivo por el que cayo una niña se debe potenciar la Educación en aquella zona afilando las baterías del saber y conocimiento que es potestad del Gobierno de turno. Las medidas correctivas que se están aplicando para evitar un rebrote de violencia, a la que nos llevaron un puñado de disconformes con ideas marxistas-leninistas-maoístas, dejan mucho que desear, ignorando que lo sucedido en la China Comunista es la excepción a la regla porque sin Dios nadie ni nada vive para siempre.

Reflexión

Sesenta años después de proclamada nuestra Independencia y que los españoles se retiraran derrotados, cuando nos compramos el lío entre Chile y Bolivia; irrumpió en nuestro litoral con intenciones de salvaguardar sus intereses la Escuadra Británico-Italiana-Francesa, de marcada tendencia monárquica exceptuando a Francia quien ya era República que puso las manos al fuego amenazando con cañonear su Escuadra aliada "neutral". Aquello hubiera repercutido en Europa como cuando Alemania invadió Polonia y no se imaginó que los vecinos tomaran cartas en el asunto desencadenando la Segunda Guerra Mundial. Esto nos sirva a manera de lección pues si desde nuestra Independencia hubiéramos alentado la unidad de los países de nuestro subcontinente las cosas hubieran sido distintas para nosotros.
La mayoría de países del globo terráqueo tienen frontera con cuatro vecinos, nosotros con seis. Aquello representa una ventaja  y por nuestra condición geográfica nos convierte en centro para organizar cualquier evento de participación regional o mundial porque a largo plazo nos beneficia. Ahora tiene acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, Canadá, China que nos permite terminar el viaje de Cristóbal Colón. Esperemos se pueda retomar formar parte de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), Comunidad Andina (CAN). Esperemos que esta visión no se pierda y sigamos fortaleciéndonos como un país sin tener que llegar a conflictos donde solo hay un ganador, cuando todos debemos ser vencedores.

¿Somos Libres?
Entendíamos el problema de la Educación como nuestro, hasta que visitámos él site www.educacionprohibida.com, donde nos enteramos que es endémico en Latinoamérica. Las opiniones que vertimos no son la ultima palabra hay otras que enriquecen e ilustran les sugiero la visiten: Antiguamente aprendía el que podía pagar, por ello la formación privada nació con los filósofos griegos. Las escuelas públicas con régimen disciplinado nacen en Prusia de donde la idea se difundió por el mundo y fue adoptada de acuerdo a la necesidad de cada país. No entendía porque nos gustan las fiestas hasta que observé todos los días alguna escuela desfila por las calles festejando algo del calendario cívico escolar. Y así formamos a las personas que en algún momento ocuparan cargos públicos. Por aquella razón se exige obediencia a la norma y no se da énfasis ni se alienta la capacidad imaginativa, mucho menos la creación. Por la calificación, se entra en un sistema de competencia donde no siempre gana el mejor sino el que cumple la directiva o le revienta cohetes al maestro.
Mientras existan ignorantes los que ensayan nuevas formulas están en su día y si vemos que un enunciado teórico no funciona debemos cambiarlo. Hay que desembarazarnos de aquellos conceptos visitando otras realidades donde veremos que nuestros criterios de evaluación son arcaicos y que un estudiante repita el  año es una practica que no funciona porque el tiempo transcurrido no retrocede y los que caminan mirando atrás nunca llegaran al final.
                Si en mi Centro de Adiestramiento decido escoger al mejor de los perros que entreno y algún dueño cree que el suyo lo es, peleará por aquello que considera justo y como hay muchos que piensan de la misma manera se arma la discusión que nunca termina o ganará el más vivo, que no siempre el mejor.
                Con aquel ejemplo queremos tipificar el fenómeno que ocurre en nuestro país que no es culpa de nadie porque así nos enseñaron que funcionan las cosas. En el mejor sentido de la palabra, estamos discriminando y bajo este modelo es dañino el orden de méritos. Si alguien no logró metas lo que debe hacerse es reforzar su educación, porque la necesita.
                 La calificación alfabética es uniforme y en la vida cotidiana los estudiantes demuestran cuanto más saben indistinto de la letra que los califica. En decimal  peleamos por fracciones mientras lo más importante está en el camino y nadie lo arregla. Podemos ganar en mesa pero en la cancha no rendimos lo que dice el documento.
                En el colegio se dictaba clases ocho horas. Actualmente  hacemos tres turnos de tres horas. Como Estado nos ahorramos construir dos colegios pero no estamos sembrando de la manera apropiada porque  les pagamos menos a los profesores pero la enseñanza deja mucho que desear y el resultado era de esperarse la Educación es deficiente. Solución: El Estado debe construir escuelas y aumentar las horas de practica que son necesarias.
                Una manera de incrementar el sueldo de maestro que debe mejorar porque dictará más horas es imitando lo que sucede en las Fuerzas Armadas, el Estado debe construir las Urbanizaciones Magisteriales. Así tendremos a los maestros enseñando a vivir sobre todo en lugares alejados llámense áreas rurales.
                El plan anual de estudios debe ser flexible de acuerdo a la capacidad del alumno y debe cumplirse en todo el país, suprimir el orden de méritos pues aquello es discriminante y no ayuda a que crezcamos como país mas bien ayuda a buscar debilidades para hacer caer.
                Después del mandarín el segundo idioma más hablado del mundo es el español y curiosamente de los 770 laureados con el Premio Nobel solo 19 lo hablan, lo único que inventamos es palabra nueva que no mejora nuestra calidad de vida ni cura enfermedades ni quita el hambre. Aquello nos induce a pensar que la Educación bilingüe va a potenciar nuestras capacidades. No podemos derogar la ley de la gravedad, ni ninguna ley de la termodinámica pero si estudiarlas para ver cómo nos benefician por eso necesitamos laboratorios implementados para practicas e investigación en colegios y universidades, incrementar el sueldo a los que investigan y enseñar ingles como segundo idioma. Un problema tiene dos partes el problema, la solución. Si somos parte del problema nunca encontraremos la solución y si somos parte de la solución el problema ya esta resuelto.

Neurocirujano de Harvard dice que hay vida después de la muerte

El Dr. Eben Alexander es un prestigioso neurocirujano profesor de Harvard, fue entrevistado por la revista Newsweek quien permitió salir esta semana en la portada para decir: "Hay vida después de la muerte".

Alexander, contó que nunca fue creyente; pero desde aquel episodio se asume como seguidor de Cristo. Así que él sostiene que justo en el periodo en que los médicos decretaron que no registraba ningún tipo de actividad cerebral; él se hallaba en otra vida, muy concretamente en lo que las creencias cristianas llaman Cielo.

El neurocirujano se contagió con una extraña meningitis bacteriana lo que provocó que cayera en coma durante siete días y su neocortex, que es la parte del cerebro encargada de las emociones y pensamientos se paralizó.

"De acuerdo con los conocimientos médicos actuales acerca del cerebro y la mente, no hay absolutamente ninguna manera en que yo hubiera tenido siquiera una conciencia débil y limitada durante aquel periodo en estado de coma; y mucho menos hubiera podido tener esa experiencia posterior a la vida, que presencié", dice Alexander quien tuvo esta experiencia en el 2008.

Alexander describe ambientes muy similares a los que hay establecidos en la fe cristiana: se vio flotando entre nubes; se encontró con seres "transparentes y brillantes"; y narra que fue escoltado por "una compañera desconocida".

"Ustedes son amados y apreciados; queridos para siempre. No tiene nada que temer", era lo que estos seres descritos por Alexander decían todo el tiempo. Viajé en un "inmenso vacío; completamente oscuro; de tamaño infinito e infinitamente reconfortante", describe el Dr. Eben Alexander en el reporte y opina que dicho vacío era "la casa de Dios".

Después de recuperarse de aquel coma –al que fue inducido para tratarle una meningitis- explica que se negó en principio a compartir esas experiencias con sus colegas. En cambio, se acercó más a la religión y puso todas sus vivencias en el libro "Prueba del Cielo: El Viaje de un Neurocirujano al Más Allá", que será puesto a la venta este mismo mes.

"Sigo siendo un hombre de ciencia, pero en un nivel más profundo ya no soy la misma persona que era antes", recalca Alexander, quien le ha asegurado a Newsweek que es "completamente real" la experiencia que tuvo y que afirma, le ha permitido ver "un cuadro de la realidad" que nos espera a todos después de la vida.

Fuente: 17/10 News Week y Deseret News